top of page
Buscar
  • gonzalowicht

Los desperdicios del café pueden convertirse en fuente de electricidad

Actualizado: 18 dic 2020

Entérate cómo se ha logrado generar esta energía por primera vez a partir del uso de la basura de la industria cafetera.


Unos experimentos han demostrado que se puede generar electricidad con los desperdicios del café. Los exitosos ensayos se han realizado en celdas microbianas de combustible, en las que por primera vez se ha usado la basura de la industria cafetera para producir este tipo de energía. Pon mucha atención, que sobre este importante avance científico te contamos en nuestra nueva entrada.

Como toda industria, la del café también genera desperdicios que contaminan el medioambiente. Solo para que te hagas una idea, el grano de café -que es lo que se aprovecha de todo el cerezo del cafeto para obtener nuestra bebida favorita- “representa solo el 20% del peso de la fruta, es decir que el 80% de la materia que rodea la semilla es descartado”, explica Claudio Avignone Rossa, docente e investigador de la Universidad de Surrey, Inglaterra.

Estos desperdicios contaminan los ríos al ser vertidos como aguas residuales. Mientras, la basura sólida se acumula en las riberas y campos. Y ojo, aquí estamos hablando de desperdicios de toda la industria cafetera: pequeños, medianos y grandes caficultores, incluidas las transnacionales que fabrican café soluble.

Frente a esta situación, los investigadores Avignone Rossa y Lina Agudelo (esta última docente e investigadora de la Universidad de Antioquia, Colombia) realizaron experimentos en celdas microbianas de combustible para convertir los restos del café en alimento para microorganismos para generar electricidad.


grüner kaffee

¿Y qué es una celda de combustible? El profesor Avignone nos lo explica: “Cualquier batería, como las de los automóviles o aparatos electrónicos –una pila casera doble o triple A, para más señas- , es un sistema cerrado en el cual la electricidad es producida mediante una reacción electroquímica. Una vez que el combustible se agota, la producción de electricidad cesa. En una celda de combustible, el combustible puede ser alimentado continuamente, con lo que la celda puede ser usada indefinidamente”, explica Avignone Rossa.

Luego describe cómo el desperdicio acaba convirtiéndose en electricidad. ”En las celdas microbianas de combustible, como las que utilizamos nosotros, la reacción química es producida por microorganismos que consumen los compuestos químicos presentes en los residuos de café para obtener electrones para realizar sus funciones vitales”

Y agrega: “Esos microorganismos transfieren los electrones hacia un electrodo, y esos electrones circulan por un circuito externo hacia otro electrodo, donde se produce otra reacción química; en nuestro caso, es la reacción con oxígeno del aire para formar agua. Esa circulación de electrones por el circuito externo es lo que produce una corriente eléctrica”.

El éxito de estos experimentos ha generado muchas expectativas. La más importante, que sea la misma industria del café la que genere electricidad para su autoconsumo y que, de esta manera, disminuya la contaminación del medioambiente.

92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page